jueves, 2 de octubre de 2014

Actividades sobre el texto: La rosa púrpura de El Cairo


LA ROSA PÚRPURA DE EL CAIRO




1.- Escribe un breve resumen del texto.


Cecilia es una mujer que se refugia de todos sus problemas en el cine. Se siente como si estuviera entre los actores de la película. Fijándose en los detalles de todos los personajes. El estar allí, en la sala completamente oscura, la hace estar en una especie de sueño, del que se deja llevar por las palabras de los actores.




2.- Las palabras subrayadas:

a) Clasifícalas en nombres, verbos, adjetivos y adverbios.

Triste, válvula, guapísimo, inmovilidad, juego, ralentización, casarse, siempre, cercano, olvida, cúspide, tumbas, participe, posiblemente, marido e inmóvil.

NOMBRES: válvula, inmovilidad, juego, ralentización, cúspide, tumbas, marido.
VERBOS: casarse, olvida, participe.
ADJETIVOS: triste, guapísimo, inmóvil.
ADVERBIOS: siempre, posiblemente, cercano.

b) Defínelas en su contexto.

- Triste: no está feliz.
- Válvula: su único camino.
- Guapísimo: muy guapo, muy atractivo.
- Inmovilidad: no hay movimiento.
- Juego: actividad recreativa.
- Ralentización: se producía más lento.
- Casarse: contraer matrimonio.
- Siempre: todas las veces.
- Cercano: está cerca, no está lejos.
- Olvida: no se acuerda.
- Cúspide: en lo más alto.
- Tumbas: excavación en la que está sepultado un cadáver.
- Participe: que interviene o toma parte de algo.
- Posiblemente: que puede pasar algo, o hacer algo.
- Marido: hombre casado con respecto a su mujer.
- Inmóvil: que no se puede mover.

c) Escribe un sinónimo de cada una de ellas.

- Triste: infeliz.
- Válvula: camino.
- Guapísimo: atractivo.
- Inmovilidad: quieto, estático.
- Juego: actividad.
- Ralentización: frenar.
- Casarse: matrimonio.
- Siempre: continuamente.
- Cercano: próximo.
- Olvida: desconoce.
- Cúspide: cima.
- Tumbas: ataúdes, nichos.
- Participe: intervenga.
- Posiblemente: quizás
- Marido: esposo.
- Inmóvil: fijo.






3.- Escribe una carta a Cecilia donde le cuentes tu experiencia tras asistir en el cine a la proyección de una película. Publícala en tu blog.



Estimada Cecilia:



Todo empezó cuando quedé con unos amigos para ir la cine. El día que fuimos, algunos se quedaron en una tienda para comprarse algo, otros fuimos directamente a la sala, a esperar que empezara. Cuando parecía que iba a empezar después de unos minutos de anuncios, tuve una sensación bastante extraña, entre satisfacción y mucha alegría por estar allí. Estaba ansioso porque empezara ya esa película que pensaba que me gustaría tanto. Y así fue. Estuve todo el rato riéndome (ya que la película era entre película de acción y una comedia). El estar allí riéndome y viendo la película me llevaba a una especie de sueño. El tiempo se me pasó volando, ya que cuando terminó la película me pareció corta. El estar en el cine parecía que me transportara a un lugar extraño, pero no desagradable. Todo lo contrario. Iría todas las veces que pudiera al cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario